Área de Desarrollo Sostenible - Diputación de Badajoz
ÁREA de
DESARROLLO SOSTENIBLE
Cerrar

El pleno extraordinario de la Diputación de Badajoz aprueba cinco planes de inversión para la provincia por 53,7 millones de euros

Son los denominados Smart Energía, Infraestructuras sociosanitarias, Impulso del Vehículo Eléctrico y Dinamiza Extraordinario

   La Diputación de Badajoz ha celebrado esta mañana un pleno extraordinario para aprobar cuatro planes por algo más de 53,7 millones de euros, pleno que el presidente de la institución, Miguel Ángel Gallardo, ha definido como histórico porque “va a impactar de forma importante en la economía de la provincia, sobre todo en el mundo rural pero también en el urbano”.

   Estos planes, que pretenden contribuir a la transformación de la provincia ahondando en los logros del presupuesto de 2017, que por primera vez superó los 200 millones de euros, son los denominados Smart Energía,  Infraestructuras sociosanitarias, Impulso del Vehículo Eléctrico y Movilidad Sostenible y  Dinamiza Extraordinario.

     Tras las medidas de marcado carácter social y otras de naturaleza innovadora que se introdujeron entonces, se continúa en 2018 en la misma línea pero tratando de superar los graves problemas que ha ocasionado en la población la reciente crisis económica con el objetivo de preparar una economía sostenible para el futuro de la provincia. En este sentido, Gallardo ha destacado que la Diputación “implementa en estos planes medidas de ahorro energético y movilidad sostenible, buscando dinamismo económico y una economía que incremente el PIB provincial”.

   Smart Energía nace dotado con 20,1 millones de euros en las anualidades 2018 y 2019. Financiado con fondos propios, el Área de Desarrollo Sostenible de la Diputación pretende recuperar parte de las inversiones a través del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible para el periodo 2014-2020 con las ayudas FEDER para entidades locales. Como medio para instrumentar estas ayudas, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono. Se contribuye de este modo al desarrollo sostenible y al equilibrio medioambiental, principio básico de la Economía Verde y Circular.  El objetivo, pues, se sustenta en conseguir un crecimiento inteligente, sostenible e integrador de los municipios menores de 20.000 habitantes a través de la mejora de la gestión energética municipal y la reducción de las emisiones derivadas del sector, contribuyendo de esta forma a la lucha contra el cambio climático en la esfera local.

   Entre sus acciones estarán la  sustitución de alumbrados públicos en un 30%, la implantación de suministro energético renovable en edificios y estructuras municipales, sistemas avanzados de gestión y contabilidad energéticas y desarrollo de campañas para promocionar la eficiencia energética.

    El Plan se articula en dos subprogramas:  alumbrado inteligente compuesto por 19 actuaciones por un importe total de 13.562.198,36 euros; y mejora de la eficiencia energética y energías renovables en edificios públicos compuesto por un mínimo de 7 actuaciones por un importe de 6.539.453,64 euros.

    Plan de Infraestructuras sociosanitarias compuesto por dos anualidades, 2018-2019, y dotado con 6,6 millones de euros financiados por la Junta de Extremadura, la  Diputación y los municipios. Cada entidad aporta 2,2 millones con la finalidad de favorecer la equidad en la prestación de servicios a las personas mayores. Por ello trata de incrementar la cobertura residencial para personas dependientes.

    Este Plan, ha manifestado Miguel Ángel Gallardo, está dirigido “a las personas con necesidades, sobre todo a nuestros mayores”. Para ello se actuará en ayuntamientos menores de 30.000 habitantes con el Plan Especial de Coordinación Autonómica de Infraestructuras Sociosanitarias para la construcción, ampliación, reforma y equipamiento de centros residenciales y Centros de Día. La Junta publicará las bases reguladoras de las subvenciones, en concurrencia competitiva y seleccionará las actuaciones a realizar. Asimismo, la Diputación establecerá cómo se colabora con los ayuntamientos para llevar a cabo las obras, desde la prestación de asistencia técnica hasta la contratación de obras.

   El aumento del porcentaje de población mayor de 65 años en nuestra región, superior al porcentaje correspondiente al resto de España, unido a un notable descenso de la natalidad, pone de manifiesto la gravedad del desafío demográfico en Extremadura, constatándose el proceso generalizado de envejecimiento de la población extremeña. Este proceso, combinado con la excesiva dispersión de los núcleos urbanos, genera una gran dificultad a la hora de articular un sistema eficiente de servicios básicos en materia de bienestar, salud y educación en el mundo rural, que acaba requiriendo del sector público al tratarse de un sistema difícilmente rentable como para articularse mediante iniciativas privadas. En particular, el envejecimiento de la población genera un aumento en la demanda de prestación de servicios públicos vinculados a la atención sanitaria y a la población dependiente.

   Con objeto de reducir las desigualdades territoriales en la distribución de recursos favoreciendo la accesibilidad y equidad en la prestación de servicios sociales a las personas mayores de nuestra región, resulta necesario incrementar la cobertura residencial para personas dependientes en los municipios con menor cobertura en la Comunidad de Extremadura.

   Serán actuaciones subvencionables las realizadas en los centros que se encuadren en alguna de estas categorías y comporten la creación o el incremento de plazas para personas en situación de dependencia con la construcción de nuevos centros, terminación de obras inacabadas, la reforma o ampliación de centros que supongan la mejora, modernización, adecuación o ampliación del centro, y la adquisición de equipamiento, mobiliario geriátrico y la maquinaria industrial estrictamente necesarios para la puesta en marcha de plazas para dependientes.

    Plan de Impulso del Vehículo Eléctrico y Movilidad Sostenible. Supone un importe de 7 millones de euros, de los que 5,9 se destinan para adquisición de vehículos 100% eléctricos y 1.050.000 para crear puntos de recarga, las llamadas electrolineras.

   Este plan pionero, ha destacado el presidente, situará a la provincia como lugar de referencia en el desarrollo de tecnologías de última generación, respetuosas con el medio ambiente. Se entregará un vehículo a cada municipio, incluida la Diputación, para uso de los servicios municipales, incentivando su promoción.

     El objetivo principal se encuentra alineado con los del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible para el periodo 2014-2020 y se basa en conseguir un crecimiento inteligente, sostenible a través de la mejora de la gestión energética municipal y la reducción de las emisiones derivadas del sector, contribuyendo de esta forma a la lucha contra el cambio climático desde la esfera local.

   Plan Dinamiza Extraordinario 2018 dotado con 15 millones de euros para municipios de menos de 20.000 habitantes, que son 220 entidades locales beneficiarias. Desde su implantación, los Planes Dinamiza han conseguido garantizar el mantenimiento de servicios de calidad, han financiado inversiones importantes, tanto para obras como para equipamiento municipal, y han fomentado la competitividad y la generación de empleo

   Este Dinamiza Extraordinario se une al Plan Dinamiza Ordinario 2018, que a pesar de estar aún en la primera mitad del año ha inyectado en estos últimos días 12.838.606 euros en la provincia. En total, en estos primeros seis meses se han invertido 4.630.527 euros en empleo, destinados al mantenimiento de los trabajos preexistentes o la generación de nuevo empleo público.

   Se han destinado 1.917.161,00 euros a la consolidación y la generación de servicios municipales de diversa naturaleza, además de realizarse otros esfuerzos inversores cifrados en 6.290.918 euros.

    El presidente de la Diputación ha calificado como “histórico” este Plan, ya que desde la primera edición del Dinamiza en el año 2016 hasta la última en 2018, “se ha concedido en beneficio directo de los municipios de la provincia un importe total conjunto de 70.736.826 euros”, cerca de 86 millones si se incluye este último “Dinamiza Extraordinario” tras su aprobación, De este importe total, las entidades beneficiarias decidieron destinar un 48,57% a obras y equipamiento, un 33,70% a empleo directo y un 17,73% a gasto corriente y servicios.

     Este Dinamiza Extraordinario destina a su vez 5 millones de euros para el Plan de Municipios de Gran Població, asignando un millón para  cada uno de los ayuntamientos de Badajoz, Mérida, Don Benito, Almendralejo y Villanueva de la Serena, que concentran en torno al 45% de habitantes de toda la provincia, es decir, 306.076 habitantes. Con ello se pretende que la inversión que cada una de estas ciudades acometa en obra pública no sólo genere un beneficio en los vecinos de los municipios receptores, sino también en las localidades limítrofes.

    Según Miguel Ángel Gallardo “las grandes ciudades de la provincia son elementos clave, básicas para desarrollar los principios de solidaridad intermunicipal”. Con este Plan se quiere “agradecer el gesto solidario que estas ciudades tienen cada año con el resto de entidades locales de la provincia”, sostiene el presidente de la Diputación.

    Todos los planes llevados al pleno extraordinario han sido aprobados por unanimidad de los dos grupos políticos de la corporación provincial.